Que dieta puede efectuar una embarazada

Tener una buena alimentación bajo una dieta para embarazadas, es siempre parte de los cuidados que deben tener las mujeres embarazadas, ya que este proceso exhorta los máximos cuidados posibles, para resguardar a la futura mamá y al bebé.

dieta-semana-33G

Por eso resulta trascendental eliminar el falso mito que dice, que cuando la mujer más come, más sano va a nacer el bebé, ya que esto solo puede ocasionar dificultades de obesidad en la madre, falta de nutrientes en la alimentación y a la vez, problemas para el bebé.Los conceptos de variedad de alimentos y calidad de estos, resultan esenciales para cuidar la vida del bebé, y avalar la buena salud de la madre; considerando que es normal que la mujer aumente de peso, entre 11 y 14 kilos. Por eso una alimentación sana se vuelve primordial para no subir más del peso normal; pero sin olvidar, que subir pocos kilos también es perjudicial para el embarazo, de modo que las dietas para adelgazar están prohibidas en el embarazo.

La diversidad de alimentos es primordial en una dieta para embarazadas, por eso frutas, cereales, pescados, verduras, huevos, lácteos y huevos siempre deben ser parte del menú. En cuanto a las calorías diarias que una embarazada debe comer, las de una persona adulta normal, deben ser incrementadas en solo 250 calorías más y no en un exceso de ellas, como muchas personas creen. Estas calorías extras, pueden ser incluidas a las comidas, con alimentos como; huevos, lácteos, legumbres y pescados.

En cuanto a las proteínas que tienen un origen animal, al igual que las legumbres son alimentos esenciales en la vida de todo ser humano, por eso las embarazadas no deben dejar de comer estos alimentos.

Donde las verduras y frutas, además de los cereales sin azúcar, son una gran fuente de fibra, que ayudará al buen desarrollo del feto al interior del vientre de la madre y por ende deben ser incluidos siempre en una dieta para embarazadas.

Muchas mujeres habrán oído que el ácido fólico es primordial para el embarazo, y esto es totalmente cierto, ya que cuida al feto y evita mal formaciones congénitas; por eso se puede consumir por medio de los espárragos, vegetales de hojas verdes y las legumbres. Cada día las mujeres embarazadas deben consumir como mínimo 0,4 mg de esta vitamina, principalmente en los primeros meses de gestación.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here