¿Tengo Vigorexia porque me gusta hacer ejercicio y fitness?

Acreditada como complejo de Adonis, anorexia invertida o dismorfia muscular, la vigorexia es una afección mental donde las personas tienen deformada una visión da de ellas mismas, considerándose frágiles y débiles.

o-LEVANTAMIENTOPESAS-facebook

Por esta razón, empiezan a modificar su conducta alimenticia y sus hábitos de vida, acrecentando al extremo la práctica de ejercicios, hasta el punto de abandonar las relaciones sociales y otros aspectos cotidianos, para dedicar todo su tiempo al entrenamiento.

Suele afectar principalmente a hombres y su incidencia se da en cuatro de cada 10 mil personas.

Vigorexia: Trastorno

Este trastorno puede estar originado por dificultades fisiológicos, emocionales, sociales, culturales o educativos del individuo, los cuales pueden ser oportunos para que la persona desarrolle una personalidad obsesiva.

Por otra parte, aquellas que sienten la necesidad de cuidar su imagen corporal, aumentar su fortaleza, o las que simplemente hallan una excesiva satisfacción al hacer ejercicio, son las más expuestas a padecer de vigorexia.

Una persona afectada suele practicar ejercicio de manera excesiva; además, la actividad física se acompaña con una ingesta extremada de proteínas, carbohidratos y sustancias como esferoides u otros productos que inciten el crecimiento muscular, con el fin de conseguir un cuerpo escultural.

Síntomas de la vigorexia

¡Cuidado-5-síntomas-de-la-Vigorexia

  •  Baja autoestima.
  •  Tendencia a la automedicación.
  •  Medición de peso y tallas, de manera continua.
  •  Aislamiento social.
  •  Obsesión con el culto a la figura.
  •  Distorsión completa de la imagen corporal.
  •  Sensación continua de debilidad y fragilidad.
  •  Observación seguida del reflejo en los espejos.

Un problema habitual de los vigoréxicos, es que no imaginan el trastorno hasta que se encuentra muy avanzado. Por lo tanto, es ineludible que la persona registre que padece de esta condición, y esté dispuesta a someterse a un tratamiento para superarla.

 

Tratamiento para la Vigorexia

El objetivo es cambiar la conducta y la percepción distorsionada que tiene el paciente de sí mismo y, para ello, se conciertan facetas psicológicas, farmacológicas y nutricionales. De la misma manera, es ineludible ir oprimiendo las horas de ejercicio, e ir supliendo la actividad por otra de su agrado, donde el paciente se pueda relacionar con otras personas, y adquiera nuevos hábitos.

No tiene nada de malo anhelar, construir una imagen corporal atractiva; sin embargo, cuando la persona emprende a obsesionarse con este tema, es necesario que esté atenta y solicite ayuda, si ese deseo empieza a convertirse en un problema que intercepta con sus relaciones interpersonales, su salud y su bienestar emocional.

Es trascendental que si los allegados a la persona se llegan a dar cuenta de estos cambios, hagan un esfuerzo por ampararla entretenida, y por compartir más en momentos de ocio.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here