Dispositivo que se implanta en el abdomen para controlar la obesidad

La obesidad es uno de los mayores padecimientos alrededor del mundo. Millones de personas sufren de sobrepeso, y cada día se generan más herramientas que pretenden terminar con esta molesta enfermedad. En esta ocasión, desde Ciudando la Salud, queremos contarles acerca de la creación de un dispositivo electrónico que se implanta en el abdomen y sirve para para controlar las sensaciones de hambre y saciedad y bajar de peso.

1610864_702533266511818_4408739737936740264_n

Es la primera vez que la agencia sanitaria de los Estados Unidos (FDA) aprueba un dispositivo electrónico que tiene la capacidad de controlar, entre otras cosas, las sensaciones de hambre y saciedad, así como también permite al que lo utiliza bajar de peso. Para ello, debe ser implantado en el abdomen de aquella persona que así lo desea.

El nuevo dispositivo se llama “Sistema recargable maestro” y contiene en su interior una serie de electrodos que, al ser implantados en el abdomen, estimulan el nervio vago, informando de esta forma al cerebro, si el estómago está lleno o vacío. Se trata de un bloqueador que para ser utilizado, las personas que así lo deseen deberán cumplir ciertos requerimientos: deberán ser mayores de 18 años de edad, padecer una obesidad severa o muy severa, haber fracasado con otros programas supervisados para controlar el peso durante 5 años, y tener otro desorden asociado, como por ejemplo diabetes, hipertensión o apneas del sueño.

VBLOC

El funcionamiento del dispositivo es el siguiente: se diagnostica el nivel de obesidad en base al índice de masa corporal, habitual indicador a partir de la relación entre peso y talla, que se calcula al dividir el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros. Si dicho índice es igual o superior a 25, esa persona tiene sobrepeso. En cambio, si el índice es igual u superior a 30, la persona padece obesidad.

William Maisel, jefe científico del Centro de Salud Radiológica y Dispositivos de la FDA dice que “la obesidad y sus condiciones médicas relacionadas son problemas importantes de salud pública. Dispositivos médicos pueden ayudar a médicos y pacientes a desarrollar planes integrales de tratamiento de obesidad”.

El dispositivo “Sistema recargable maestro” fué probado a través de un ensayo clínico en el cual participaron 233 pacientes que padecían obesidad severa. A partir de él se pudo determinar que, luego de transcurrido el lapso de un año, el grupo de pacientes a los que se les había implantado el dispositivo perdieron, al menos, un 8,5% más de peso que aquellos a quienes no se les implantó. A su vez, el 52,5% de los pacientes con el dispositivo perdieron, por lo menos, un 20% de su exceso de peso, mientras que un 38,3% perdió, por lo menos, un 25%.

clinica-relive-control-peso

En este sentido, la comisión de expertos de la FDA, que participó en la revisión del dispositivo, comprobó que este nuevo sistema conseguía grandes resultados, ya que ofrece una pérdida de peso continua, y los beneficios que otorga son mayores que los riesgos que su uso puede acarrear en determinados pacientes que cumplen ciertos parámetros.

Mónica Katz, directora de cursos de posgrado de nutrición de la Universidad Favaloro y autora del libro “Somos lo que comemos”, explicó que “el dispositivo aumenta la saciedad y tiene un riesgo bajo ya que se implanta sin cirugía”. César Casavola, jefe de servicio de nutrición del Hospital Alemán, en tanto consideró que, “el dispositivo debería ser aplicado solo en centros de estudio multidisciplinarios y puede funcionar mejor o peor según cada caso. Hay que tener en cuenta que la obesidad es multifactorial y que la epidemia no se resolverá con medidas unilaterales”.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here