¿Cómo combatir la depresión?

La depresión es una enfermedad que perturba la calidad de vida de quien la sufre. Por ello, si estás pasando por esta situación en la terapia cognitiva conductual puedes tener una salida, cambiando la forma de pensar.

Deja-atrás-la-depresión

Si bien la depresión requiere un tratamiento farmacológico controlado por un médico psiquiatra, la terapia psicológica es un pilar muy significativo y una de las alternativas posibles es la terapia cognitivo conductual.

La terapia cognitiva conductual es un tratamiento que ayuda al paciente a cambiar sus pensamientos, emociones, conductas y respuestas fisiológica disfuncionales por otras más adaptativas para combatir su estado depresivo.

Dicha terapia tiene diferentes objetivos frente al tratamiento de la depresión.

  • Reducir el pensamiento disfuncional. Para ello es necesario identificar las dislocaciones cognitivas de magnificación, personalización y minimización. Quienes tienen predisposición a este tipo de trastorno o lo están sufriendo tienden a responder a su ambiente de una manera rígida y negativa. Descifran las experiencias antiguas y actuales de forma errónea. A todo esto se le suma la desesperanza.
  • Incrementar habilidades de autocontrol. Las personas deprimidas tienen una retroalimentación negativa que debe ser modificada, y para ello es necesario adquirir herramientas y habilidades que ayuden a mejorar el autocontrol.
  • Mejorar la capacidad de resolución de problemas. En general este tipo de pacientes tienen dificultad para resolver problemas o afrontar situaciones estresantes. Las personas con depresión son vulnerables a dichas situaciones. La depresión es uno de los trastornos mentales más comunes de estos tiempos que corren, y la TCC es un tratamiento que tiene una mirada holística.

Dicha enfermedad se manifiesta de diversas formas, la depresión no sólo se manifiesta si no te levantas de tu cama o si no quieres bañarte.

Una persona hiperactiva puede sobrellevar de depresión, pero tiene síntomas como falta de interés, hábitos alimentarios incorrectos, deterioro en las relaciones sociales y laborales, así como también pensamientos negativos y/o malestar general.

Para concluir se puede decir que, la TCC ha demostrado efectividad en el tratamiento de la depresión. Por ello, si padeces depresión o conoces a alguien que la sufre ten presente que existe esta terapia que puede ayudar a tratar esta enfermedad.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here