Crece el número de varones adolescentes que padecen bulimia y anorexia

Hoy, desde Cuidando la Salud, queremos contarles porqué el número de varones adolescentes que padecen trastornos alimenticios como la bulimia y la anorexia ha crecido exponencialmente en los últimos años.

DATA_ART_2418737

Según estudios recientes, una de cada nueve personas que sufren bulimia o anorexia es varón, cifras que se han increcentado en los últimos tiempos.

Qué es la bulimia y la anorexia

La bulimia y la anorexia son dos trastornos de la alimentación que se complementan, ya que mientras que el primer concepto implica una respuesta a contrarrestar los restos de un atracón de comida a través del vómito, luego de haberlo planificado e ingerido, el segundo concepto representa una distorsión de la imagen corporal y un temor desmedido a ser obeso.

Los trastornos de la alimentación no distinguen sexos

T00_bulimia-anorexia-hombre-660x375

En la actualidad, los trastornos de la alimentación más comunes son la bulimia y la anorexia, y están impactando fuertemente en los varones adolescentes de todo el mundo, y es por eso que decimos que este tipo de trastornos no distinguen el sexo de quien los padece, aunque es cierto el mundo de los adolescentes es la franja que más afectada se ve.

Esto es así porque es en esta etapa en donde entran a tallar ciertos factores de confrontación y reafirmación con el cuerpo. Además, la estética de la actualidad genera presiones extra, llevando a que los jóvenes deseen lucir esbeltos y torneados.

La Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (Aluba) realizó un informe durante el año 2014, basado en un relevamiento de más de 100 mil casos de diferentes partes del mundo, en donde da cuenta de que la cultura actual que hace hincapié en la belleza y la estética, lleva a que los adolescentes varones se interesen mucho más por su físico.

Esto contrasta con datos del año 2004, que mostraba un nivel de patologías del 2% en el total de los varones encuestados, mientras que 10 años después, el índice llegó al 9%.

“Los hombres han cambiado sus hábitos respecto del cuidado de su cuerpo y aspecto. Y además también compiten por su belleza como las mujeres. Y este es un marco que fue estimulado por este tiempo histórico y que ayudó a incrementar las cifras de los hombres que sufren de trastornos alimenticios, como la bulimia y la anorexia”, explica la doctora Mabel Bello, fundadora y directora médica de la Asociación de Lucha contra la Bulimia y Anorexia (ALUBA).

Quienes corren más riesgo de padecer un trastorno de la alimentación

Hombre-mirandose-espejo-Foto-Thinkstockphotos_MUJIMA20140815_0020_36

Según la doctora Bello, existen dos grupos importantes que corren más riesgos de padecer algún trastorno de la alimentación: “Uno formado por niños o niñas perfeccionistas, rígidos, obsesivos, estudiosos y con pocas habilidades sociales. Y el otro es un grupo mayor de chicos que presenta por lo general desórdenes de conductas y emociones, irritabilidad, enojo y dificultades en el estudio o para concentrarse”.  Además, añade que “en este tipo de patologías, la etapa adolescente es, sin duda, la de mayor vulnerabilidad; y la predisposición a desarrollarlas tiene un 40% de carga genética y el 60% restante es cultural”.

Síntomas que permiten darse cuenta de un trastorno de la alimentación

menbulimico7-620x360

Sonia Almada, especialista en adolescencia y familia y directora del Centro Aralma, indica que “la bulimia y la anorexia pone a los chicos pálidos y cadavéricos. Y como la consulta profesional en los varones se demora, se autolesionan porque no pueden manejar el hambre”.

A su vez, añade que la educación es esencial para la detección temprana y para generar conductas preventivas. La aparición de un trastorno de este tipo se manifiesta a través de algunos cambios drásticos en la conducta y la alimentación de los hijos. Estos son:

  • El uso del baño después de las comidas.
  • Las excusas que ponen en casa para no comer en familia.
  • Si están muy pendientes de la balanza y se encuentran laxantes entre sus pertenencias.
  • Palidez y abulia.
  • Y más especialmente en los varones la vigorexia: los chicos que se pasan horas en el gimnasio sacando músculo en los aparatos con pesas.
  • Hiperactividad

 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here