Cuáles son los síntomas de los adictos a la tecnología

En esta oportunidad queremos hablarles acerca de los adictos a la tecnología. Más precisamente de los síntomas que permiten reconocer a dichas personas, teniendo en cuenta que los especialistas hablan sobre nuevas manifestaciones de esta enfermedad.

22

Las tecnologías de la actualidad han generado una dependencia que los especialistas ya han advertido, hasta el punto de hablar de nuevos síntomas denominados “temor a quedar desconectado” o “fuera de circulación” en las redes sociales. Se trata de una problemática que afecta mayormente a prepúberes y a mujeres.

Si salimos de casa sin nuestro teléfono móvil o estamos en un lugar sin buena conexión a internet, puede generar situaciones desagradables, ya que mucha gente se pone de malhumor por ello, sobre todo en lugares en donde los chats grupales, las redes sociales o las apps propias del equipo nos mantienen entretenidos.

Adicción a Internet y a celulares

Según un estudio científicos realizado por Cecilia Cheng y Ángel Yee-lam Li, del Departamento de Psicología de la Universidad de Hong Kong, la prevalencia mundial de la adicción a internet rondaría el 6%. Además, una gran cantidad de estudios muestran un alza en el nivel de “adicción” o utilización compulsiva de los smartphones y sus apps en preferencia. Se calcula que 176 millones de usuarios padecen este estilo de conducta.

103024_mujer

Una de las causas de esta problemática tiene que ver con el aumento de las aplicaciones para los celulares, las tablets o laptops, que ofrecen soluciones para la vida diaria, a la vez que permiten el entretenimiento y la comunicación en cualquier momento y lugar.

María Cecilia Palozzo, integrante del staff del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA), explica que “el problema se nos plantea cuando la línea entre ‘uso’ y ‘abuso’ se torna delgada e imperceptible a tal punto que más que soluciones nos trae serios problemas. Pareciera que cuanto más liberados nos sentimos por poder llevarnos “todo” (trabajo, juegos, contactos, redes sociales, etc.) dentro de un pequeño teléfono, más esclavos y rehenes quedamos, sujetos a su uso. El uso de las mismas llegan a suponer hasta un 86% del tiempo de ocupación”.

“Actualmente existe un diagnóstico popular llamado “fomo” (fear of missing out) o “temor a quedar desconectado” o “fuera de circulación” en las redes sociales, que suele afectar más a prepúberes y a mujeres. Se asocia con trastornos de ansiedad generalizada y fobia social. Los adolescentes todavía no tienen una identidad formada, sino una identidad de grupo. Son en la medida en que pertenecen a un grupo como Facebook, Twitter, Instagram. A las mujeres también las afecta porque son multitasking, tienen muchos roles: laboral, familiar, social, académico”, explica la licenciada Gabriela Martínez Castro, directora del CEETA.

2_deistanciamiento

A su vez, Palozzo agrega que “es importante aprender a utilizar la tecnología correctamente para que sea ella quien esté a nuestro servicio y no al revés. Un buen comienzo es conocer cuáles son los síntomas típicos de un uso compulsivo, cuando se trata de una adicción, y cuáles podrían ser sus consecuencias. Es importante destacar que no todas las personas son susceptibles de generar una adicción, ya que para ello implican una serie de factores, entre los cuales se destaca una predisposición o vulnerabilidad”.

“Cuando afecta la vida cotidiana, cuando se dan síntomas físicos y psíquicos hay que consultar inmediatamente a un especialista porque estos trastornos de ansiedad van evolucionando con el tiempo y no se pueden resolver de otra forma que no sea con un tratamiento adecuado, como la terapia cognitivo-conductual”, indocó la especialista.

ordina2_590

En el caso de los más chicos, “es importante que los padres les pongan límites y que los incentiven a través de otros recursos para que, movilizados por el aburrimiento, utilicen más su creatividad”, remarcó Martínez Castro.

Síntomas de la adicción a la tecnología

 

Los síntomas de la adicción a la tecnología pueden ir desde físicos a psíquicos. Entre los síntomas físicos puede ser pérdida de peso, cefaleas, sueño, problemas de vista, problemas posturales, etc. También pérdida de amigos, falta de contacto social, dificultades en el trabajo o estudio, pérdida de la conexión con el tiempo, conflictos con la familia, pérdida del sueño, pensamientos negativos, pérdida de interés por el mundo circundante. La persona con adicción tecnológica ade,más podrá sentir depresión, ansiedad y estrés. Tendrán sensación de soledad e insatisfacción. Terminan teniendo fobias y aislamiento social.

Además otros síntomas se pueden ver en las tecnoadicciones:

• Tolerancia: Ansias o necesidad incontrolable de reañizar actividades tecnológicas . CAda vez se necesita mayor tiempo de conexión.

• Abstinencia: Se siente malestar e irritabilidad por la falta o ausencia de tecnología.

• Dependencia: Se tornan dependientes de la tecnología como necesidad de placer y se añade la necesidad de la gratificación instantánea y de la aprobación de los demás al subir por ejemplo fotos a las redes siociales, al compartir un video o una imágen.

Qué es la Nomofobia?

La adicción a los celulares ya tiene un nombre: Nomofobia. Es el uso anormal en términos de intensidad y frecuencia del uso de la tecnología que termina afectando el difrute y la vida cotidiana. A la persona que se queda sin estar conectado al celular por determinadas razones como puede ser quedarse sin batería, le invade una sensaci´ón de inseguridad, de desasosiego.

Efecto de la Tecnología en los adolescentes

A veces los adolescentes muestran una recesión real, ritmos forzados a la escuela, despertar temprano en la mañana, tareas, reglas que deben respetarse. Están luchando por volver a la tarea de tener que cumplir con su deber después de demasiados meses sin restricciones de tiempo ni obligaciones. Algunos adolescentes en esta etapa de reajuste sentirse más nervioso, irritable, tener dificultad para conciliar el sueño, manteniendo un nivel de calidad del sueño, despertar temprano en la mañana y reanudar los hábitos alimenticios saludables. En resumen, una verdadera crisis de recesión.
No dormir afecta el rendimiento escolar y el estado de ánimo

El problema del sueño es uno de los más relevantes en este grupo de edad. Los adolescentes duermen muy poco o mal. Los adultos no se preocupan por la higiene del sueño de sus hijos controlando sus actividades nocturnas en la red. Los niños a menudo tienen un sueño perturbado por las “preocupaciones de la vida”, la vida nocturna en streaming y retos a los videojuegos social y de chat y el “atracón” de los videos en YouTube y serie.

Prohibir  todas las herramientas tecnológicas no es la solución

Prohibir las herramientas tecnológicas es la solución más inmediata e instintiva, que utiliza la mayor parte de los padres, pero no resuelve el problema de raíz, porque no les ayuda a comprender las razones por las que deben dormir. De hecho, daña el diálogo productivo y crea una mayor separación entre los padres y los niños que consideran la incautación como una imposición.

De hecho, el problema también está relacionada con el hecho de que han cambiado por completo en el hábito y lel ritmo de la familia : se llega a casa a menudo cuando es de noche, siempre se come más tarde y muchas veces los niños tienen malos hábitos para terminar estudiando y haciendo las tareas para el día siguiente antes de ir a dormir. Incluso los padres están exhaustos, a menudo se duermen en el sofá y tienen dificultades para levantarse y comprobar si sus hijos están realmente durmiendo. No olvidemos que los adolescentes son como halcones y que a menudo aprovechan el cansancio y la ternura de algunos padres.

El hecho de realizar actividades nocturnas va a afectar la calidad del sueño, los hace a menudo fatigar y se cansan, ya que no se recuperan y pueden tener repercusiones en el estado de ánimo y la capacidad cognitiva, el aprendizaje, los niveles de atención y concentración prolongada.

La larga exposición a la luz de las pantallas de los diferentes dispositivos electrónicos, también influye en la producción de melatonina, el regulador de la hormona del sueño, por la que permanece más tiempo despierto y tenderá, como en un círculo vicioso, para controlar forma en la más frecuente y constante su teléfono inteligente, a expensas de la calidad y la cantidad de descanso.

Pero ten cuidado, el abuso de la tecnología nocturna no es solo un problema de sueño, sino mucho más. ¿Alguna vez has oído hablar de vampiros?

Que hacer ante el exceso de tecnología en adolescentes?

El abuso de la tecnología es una de las principales fuentes de discusión y conflicto entre las dos generaciones.

No es fácil manejar estas situaciones cuando los niños son un poco “rebeldes”, no escuchan el consejo y lo viven como una imposición. Ni siquiera se puede caer en el error de afirmar que ellos mismos comprenden el problema. Tampoco es recomendable tener una intervención radical y repentina de los hábitos, que requiere un cambio drástico y un esfuerzo para adaptar el cuerpo y la mente con demasiado esfuerzo. Más bien, la sugerencia es incluir pequeñas variables a la vez, con el objetivo final de estimular el sentido del deber y la responsabilidad. Los niños se quejarán en todos los sentidos. Son la generación de. cansado (tan bien descrito en el libro de Michele Serra “The Lying”), al menos para cosas que no estimulan sus intereses. Es bueno que lo sepas. No se dé por vencido, pero se insiste en dar sus ritmos de vida unos plazos precisos con las reglas básicas que deben observarse para evitar que esta depresión tecnológica de alguna manera los aplaste e invada sus vidas. Un buen consejo es que desde pequeños se limiten las horas en que los niños están conectados, porque un gran error de los padres actuales es dejar que desde muy pequeños tengan la tecnología al alcance de la mano como única manera de entretenerlos.

Es importante ayudar a los jóvenes a realizar actividades alternativas , que tengan hobbies, que practiquen deportes. Es importante ayudarlos a salir de la dependencia tecnológica! Se debe regular el tiempo en el que el niño o joven esté conectado.Si eso no alcanza, habrá que recurrir a terapias o a grupos de sostén, especialmente en los casos graves. Solo no podrán salir de esa adicción!

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here