Escuchemos a la tiroides: Glándula clave

La tiroides normaliza el metabolismo del cuerpo y afecta directamente a funciones críticas como por ejemplo el ritmo cardíaco y el nivel de energía.

foto

Debido a esto, si su actividad sube o baja puede concluir en un importante desequilibro del organismo.

El Hipotiroidismo y el Hipertiroidismo son los dos trastornos hormonales más conocidos, procedidos del funcionamiento incorrecto de la glándula tiroidea.

El hipotiroidismo consiste en una reducción en la producción de hormonas tiroideas, es una deficiencia que puede ser o tal vez no congénita. Dependiendo de donde se ocasiona el trastorno se pueden especificar en hipotiroidismos primarios, por el mal funcionamiento en la glándula tiroides, y secundarios o también terciarios, por error a nivel hipotalámico o hipofisiario, equitativamente.

Síntomas

depression_woman

Todos sus síntomas y comienzos son prácticamente inespecíficos, pero pueden tomarse como referencia aumento de peso, el cansancio, estreñimiento, caída de cabello, alteraciones menstruales, intolerancia al frío, perdida de embarazo en el primer trimestre y demás.

El hipertiroidismo es inducido por un exceso de la función de la glándula tiroidea, lo cual provoca que segregue por demás hormonas tiroideas. Como resultado, de este exceso de hormona tiroidea provoca que el organismo tolere distintos tipos de trastornos como por ejemplo taquicardia, pérdida de peso, nerviosismo, náuseas, intolerancia al calor, insomnio y ansiedad, dolores intestinales, pelo fino y quebradizo, etc.

Debido a que los síntomas son cómodamente confundibles con demás afecciones o dolores, es preciso que la persona esté muy atenta a cualquiera de estos, debido a que son la manera en que el cuerpo se comunica, haciendo saber que algo está funcionando mal.

Con el fin de poder detectar el mal funcionamiento de la glándula, el especialista pedirá un simple análisis de sangre, en el que apreciará los valores hormonales del paciente, y al mismo tiempo palpará el sector donde se encuentra la glándula tiroides. Si observamos algún tipo de irregularidad, el diagnóstico puede completarse con una ecografía de cuello para lograr visualizar el estado de la glándula y si posee o no nódulos.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here