Un invento argentino: toallita femenina que detecta enfermedades ginécológicas

Gabriel Weinstein es un científico argentino que creó una toallita femenina que tiene la capacidad de detectar enfermedades ginecológicas. Su proyecto fué uno de los ganadores de la edición 2014 de Singularity University, el campus de innovación para salvar al mundo que funciona hace seis años en la NASA.

0000281315

Fué en el marco de esa experiencia, a la que Gabriel califica como “espectacular” e “increíble”, cuando puso manos a la obra en dicho proyecto. Él es uno de los cuatro científicos argentinos seleccionados entre 4500 personas de diferentes nacionalidades para viajar a Estados Unidos con la finalidad de formarse en uno de los centros académicos no tradicionales más prestigiosos de la actualidad. Este centro tiene como objetivo desarrollar soluciones alternativas capaces de resolver los problemas más comunes que enfrenta cotidianamente la población mundial.

El proyecto de Gabriel Weinstein, ideado con un equipo integrado también por una médica danesa, un emprendedor danés, una ingeniera mecánica polaca, un experto en usabilidad de productos búlgaro, y una médica brasileña, fué uno de los cinco ganadores de las 22 propuestas presentadas. Él explica la iniciativa de éste modo: “Es el primer proyecto en el mundo que involucra a la menstruación, por lo que nos costó mucho encontrar información. Fue muy difícil. Sólo descubrimos que un policía de Nueva York la había usado para resolver un caso. Pensándolo así es revolucionario y no invasivo. Buscamos sacarle provecho a algo que inicialmente se piensa en términos negativos, malos o molestos, sobre todo, en el caso de las mujeres que más lo padecen”. Además, Gabriel agrega que “el proyecto tiene como objetivo ayudar a una detección temprana que complemente el diagnóstico posterior de un especialista”.

546fb9048af29_toalla

Una vez que arribaron a Singularity, contaban con 48 horas para presentar un proyecto, y luego de algunos debates, se focalizaron en profundizar sobre los temas en los que cada uno es especialista, para luego plasmarlos en una propuesta. En un principio, idearon un tampón para descubrir enfermedades que después mutó en una toallita y logró la aceptación inmediata del equipo, del jurado y de las compañías del sector.

Luego de un triunfo en la primera etapa, lo siguiente consistió en leer patentes para chequear que dicho proyecto no estuviera realizado e investigar la tecnología y hacer encuestas para ver si la gente usaría eventualmente la toallita. Sólo 3 requisitos había que tener en cuenta: ser factible, afectar a mil millones de personas, y desarrollo grupal. Además, debía estar relacionado a alguno de los pilares de la universidad: salud, agua, energía, etc.

-_toalla_femenina_00.jpg_1375512331

Gabriel explica que la “toallita inteligente” podrá detectar un montón de enfermedades, tales como HIV, sífilis, gonorrea, HPV, clamidia, entre otras.

El funcionamiento de esta toallita es muy sencillo. Será flexible y posee 3 capas: la primera, de contacto con la piel; la segunda, de absorción y filtrado; y la tercera, la del sensor de microfluidos. Cuando la sangre llega al sensor, el marcador reacciona en caso de encontrar una enfermedad y se genera un electrón. Si lo hay, significa que hubo reacción y que algo tenés.

El mercado al que se apunta inicialmente es Brasil y América Latina, mientras que se espera que pueda estar disponible en los Estados Unidos recién dentro de 5 o 7 años, ya que el trámite para que aprueben un producto médico en dicho país es muy engorroso.

El dispositivo tiene como objetivo contribuír a mejorar la salud de mas de mil millones de mujeres de manera muy simple.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here