Ejercicios para calmar el dolor de cuello

En esta oportunidad, desde Cuidando la Salud queremos contarles un poco acerca del dolor de cuello, también llamado ‘torticolis’. A partir de sus posibles causas y síntomas, nosotros les presentaremos algunos ejercicios caseros que podrán realizar fácilmente, con el objetivo de calmar dichos dolores.

am_79215_5131944_676840

La tortícolis es una contracción muscular prolongada en la región del cuello que origina dolor e incapacidad de movimiento. Esta distonía provoca que, mientras que la cabeza apunta hacia un hombro, el mentón quede señalando hacia el hombro opuesto.
Causas y síntomas

Entre las causas de la torticolis encontramos que puede ser hereditaria, por influencia genética, o adquirida, como resultado de una lesión muscular provocada por una mala postura o movimiento brusco. A su vez, el estrés y la fatiga también pueden aumentar el riesgo de padecer este tipo de dolores.

Rear view of a young man holding his neck in pain, isolated on w

La torticolis o dolor de cuello puede manifestarse de diferentes maneras, pero sus síntomas más habituales son los siguientes:

  • Rango de movimiento limitado de la cabeza
  • Dolor de cabeza
  • Temblor de la cabeza
  • Dolor cervical
  • Hombro más alto de un lado del cuerpo
  • Rigidez de los músculos del cuello
  • Hinchazón de los músculos del cuello (posiblemente presente al nacer)
Ejercicios para calmar los dolores de cuello

images

 

  • Cambiar de posición: Cuando te encuentras demasiado tiempo en una misma posición, los dolores de cuello pueden ser más probables o pueden agravarse. Es por eso que si eres una persona que los padece periodicamente, se recomienda no estar siempre en el mismo sitio o en la misma posición. Párate, estira un poco, mueve tu cuello. Relájate unos minutos.
  • Aplicar calor: el calor es un factor que puede llegar a ser muy bueno para aflojar un poco el cuello y comenzar a sentirse mucho mejor. Aplicarlo sobre la zona en donde tenemos los dolores, y con el correr de las horas podrás notar los resultados.
  • Yoga o eutonia: si cla torticolis se hace crónica o habitual,  la mejor opción es comenzar a practicar algunas disciplinas que, a través de diferentes posturas y ejercicios de estiramiento, puedan ayudarte a superar este tipo de dolores.
  • Cambiar de almohada: las almohadas pueden ser una causa del dolor de cuello, y es más habitual que lo normal. Es recomendable utilizar una almohada bien cómoda o anatómica para que el cuello descanse lo mejor posible. La mala posición que te puede generar una mala almohada quizás sea determinante.
  • Ejercicios de relajación de cuello: realizar este tipo de ejercicios pueden contribuír de muy buena manera a combatir los dolores de cuello. Deberás elegir alguno que no represente un gran esfuerzo, ya que de otra forma agravaremos el dolor.
  • Dejar de fumar: fumar mucho hacer que circule menos oxígeno por tu organismo y las contracturas y otros dolores se hacen mucho más habituales.
  • Cambiar de silla o sillón: las malas posturas causadas por pasar mucho tiempo sentado frente a una computadora, por ejemplo, son las mayores causantes de los dolores de cuello. Por eso, si posees una silla o sillón deficiente, que los hace quedar en mala posición, se recomienda cambiarlo para poder trabajar de una forma confortable, con toda la espalda apoyada y con el cuello firme.
  • Evitar dormir boca abajo: es una posición que suele ser fatal a al hora de causar torticolis. Intenta dormir siempre boca arriba o al menos de costado, para que tu cuello tenga algo de apoyo. Si puedes hacerlo en un colchón algo duro será mucho mejor.
  • Utilizar bufanda cuando hace frío: las temperaturas bajas también pueden generar torticolis. Por eso mismo, si tienes tendencia a sufrir esta clase de dolores, no debes dejar descubierta la zona del cuello en ningún momento.

 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here