Remedios caseros para la fiebre

La fiebre es una de las dificultades más comunes a las que se enfrenta cualquier persona.

enfermos

Favorablemente, la naturaleza nos ha enviado varias plantas que nos accederán a disminuir este inconveniente de una manera efectiva y sin tener que recurrir a medicamentos antifebriles.

Por eso mismo, nada mejor que alimentarse de una buena ración de remedios caseros para que te sientas mejor.

Algunos remedios caseros para reducir los estados febriles:

Corteza de sauce: El sauce es uno de los más usuales remedios para este problema. La corteza de este árbol, que se viene utilizando para estos fines desde hace largo tiempo, contiene salicina. Conjuntamente de tener propiedades similares a las de la aspirina, es antipirético. Por ende, puedes preparar una infusión hirviendo una pequeña parte de corteza en agua y luego consumiendo esta tisana tres veces por día.

Té de laurel: Otro de los remedios naturales para la fiebre es el té de laurel. Aprehendes algunas hojas y preparas una infusión con ellas, bebiéndola también tres veces diarias.

Remedio de jengibre y limón: Puedes recurrir también al jengibre y el limón. Un poco de ralladura de raíz de jengibre, el jugo de medio limón y una buena taza de agua caliente harán un magnífico té, que podrás consumir varias veces al día. Verás que además te ayudará para los síntomas colaterales como ser la congestión o el resfrío.

Remedio de acebo: El acebo es una planta de origen asiático que tiene la propiedad no sólo de bajar la fiebre, sino de ser analgésica, un beneficio fantástico en esos momentos en donde te duele prácticamente todo. Por eso mismo, si la tienes a mano, no dejes de preparar decocciones con estas hojas y cortezas, que te ayudarán a disminuir los síntomas febriles.

Recuerda, siempre que tienes fiebre, sudar todo lo posible. Esto ayuda mucho a bajarla.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here