Trucos caseros para las calmar las contracturas musculares

Las contracturas son un padecimiento que afecta a gran cantidad de personas, sobre todo a aquellas que realizan habitualmente ejercicios físicos. Existen diversas causas que contribuyen a sufrir contracturas, y nosotros desde Cuidando la Salud te contaremos cuales son, así como también cual es su tratamiento adecuado, brindanoles algunos trucos y consejos caseros que ayudarán a aliviarlas.

contractura

Qué es una contractura muscular

Como su nombre así lo indica, una contractura muscular es una contracción del músculo, y que puede ser muy molesto y doloroso cuando esta contracción es sostenida en el tiempo. Un músculo se contrae y se distiende, pero en algunos casos, una zona determinada de dicho musculo no se relaja y sigue contraída, quedando esta contracción de forma permanente. Esta zona se mantiene dura e hinchada, y es por eso que el paciente notará un abultamiento al tacto, comúnmente llamado ‘nudo’.

Existen diferentes tipos de contracturas, entre las cuales encontramos:

  • Contracturas durante un esfuerzo físico: cuando realizamos cualquier tipo de ejercicio físico, y éste es elevado, nuestro cuerpo es incapaz de depurar los metabolitos a través del torrente sanguíneo, que se acumulan y generar dolor e inflamación.
  • Contracturas posteriores al esfuerzo físico: acá la lesión parece por la incapacidad del músculo de volver a su estado de reposo. Suele ocurrir cuando el músculo ha sido sometido a una gran carga de trabajo.
  • Contracturas residuales: suele darse después de graves lesiones, ya que la musculatura adyacente a la zona lesionada tiende a contraerse como mecanismo de protección.
Causas de las contracturas

Back pain concept.

Existen variadas causas que contribuyen a que las personas sufran contracturas. Aunque no se sabe con certeza cuales son, podemos citar algunos indicios: las personas sedentarias son las más propensas a sufrirlos, ya que la falta de actividad física provoca la ausencia de tonicidad muscular suficiente, y esto genera una sobrecarga al realizar cualquier tipo de ejercicios físico para el cual no estamos preparados. Las personas mayores también son las que tienen mayores posibilidades de sufrir contracturas, debido a a pérdida de elasticidad en músculos y articulaciones. Aquellas personas que padecen estrés hace que el paciente tensione de forma involuntaria, generando contracturas musculares.

Buen diagnóstico

La diagnosis pasa por una correcta interpretación de los síntomas que manifestará el paciente. Posteriormente, el diagnóstico se centrará en la palpación de la zona afecta, en busca de abultamientos o zonas musculares con mayor tensión.

Además, probando las limitaciones en el rango de movimiento, se observará como el musculo lesionado no alcanza los mismos grados de movilidad que el músculo sano del lado opuesto.

Tratamiento de las contracturas musculares

masoterapia

En general, una contractura muscular no es nada grave, y es por eso que su tratamiento es muy sencillo. Para hacerlo, debemos seguir algunas pautas que podremos realizar directamente desde nuestras casas:

  • Alejarse del mecanismo lesional: Si un ejercicio o la repetición de un gesto crea una contractura, se deben evitar estos ejercicios o gestos.
  • Aplicar calor seco en la zona afectada: el uso de almohadas electricas suele ser muy efectivo.
  • Baños de contraste: es una tecnica basada en la utilización alterna del agua fría y el agua caliente, provocando reacciones sucesivas de vasoconstricción y vasodilatación, estimulando así la circulación en la extremidad tratada.
  • Masajes: es el método más eficaz y natural de todos. Se recomienda acudir a un profesional, es lo que mejores resultados nos dará.
  • Anfiinflamatorios: se trata de la utilización de cualquier químico. Puede resultar muy beneficioso, aunque no es nada natural. Podrá ser a través de su ingesta oralmente o de aplicación cutánea.

 

 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here