Valeriana ¿Para qué sirve?

La raíz de la valeriana es empleada como sedante y tranquilizante. Es un medicamento que se receta para enfermedades de los nervios, epilepsia y dolores nerviosos.

 

la-valerianaLa valeriana es una de las principales plantas para relajar el sistema nervioso central, y luchar con cualquier enfermedad relacionada con los nervios.

Al ser sedante, la valeriana, se emplea para combatir la depresión, palpitaciones o espasmos nerviosos, diarreas y vómitos, hinchazones intestinales, agotamiento nervioso y estrés. Posee propiedades hipnóticas por lo que está indicada para personas que padecen insomnio.

La planta valeriana es:

  • Antiespasmódico: Ya que ejerce una trascendental función espasmódica en nuestro organismo. Está completamente recomendada para tratar distintos tipos de cólicos estomacales y diarreas. Para la ejecución de este tratamiento, además puedes ingerirla en forma de infusiones, y en otras pocas ocasiones como pastilla.
  • Antinflamatorio:  Sus propiedades como antinflamatorio son esencialmente externas. Una de las mejores elecciones para manipular la planta de valeriana como antinflamatorio es por medio de trapos húmedos, o paños mojados en fuertes infusiones.
  • Analgésico: Al disponer de propiedades sedantes y calmantes, ésta planta medicinal es la más encomendada para calmar dolores de cabeza, y cefaleas. No es uno de los tratamientos más positivos en cuanto a rapidez, pero sí se trata de una buena propuesta alternativa sin ingerir pastillas ni remedios en cápsulas, la valeriana es excelente.
  • Estados de estrés y nerviosismo: Puedes ingerir valeriana en forma de infusión, sobrecitos de té, para calmar los ataques de ansiedad y nerviosismo. Si lo que buscas es una respuesta más eficaz, te recomiendo ingerirlo en forma de pastillas, colocando una pequeña mitad debajo de la lengua.
  • Constipación y problemas gastrointestinales:  Es una de las soluciones más seguras para los cólicos intestinales. Es una planta medicinal muy encomendada para ingerirla en forma de té, mejorar marcadamente la constipación y otros problemas similares. Si eliges tomarla en forma de infusión para no tener que esgrimir las hojas de la planta, también es posible.
  • Heridas externas e inflamaciones: En cuanto a las propiedades antiinflamatorio, su efecto es notado a los pocos días de emprender el tratamiento con paños mojados, y no presenta ningún tipo de dolor o ardor en su utilización.
  • Dolor de cabeza: Es un analgésico natural si se prefiere no tomar cápsulas o pastillas, y es uno de los tratamientos más monopolizados para pacientes que padezcan cefalea y estén realizando un tratamiento homeopático.

La valeriana alivia los síntomas de angustia, emotividad o tristeza, así como el nerviosismo. A la vez contribuye a la estabilización del ritmo cardíaco, por lo que su ingesta logra estar encomendada para aquellas personas que sufren arritmias. Conjuntamente de sus reconocidas propiedades como calmante y sedante, la valeriana puede ser manipulada para tratar otra serie de afecciones tales como:

  • Temblores leves.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Depresión.
  • Trastorno de déficit de atención e hiperactividad.
  • Síntomas de los cólicos menstruales o los asociados con la menopausia como, por ejemplo, los sofocos o la ansiedad.
  • Epilepsia
  • Dolor muscular y de las articulaciones como en casos de artritis
  • Dolor de cabeza
  • Malestar estomacal
  • Alteraciones hepáticas
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here