Adicción a los celulares: Tecnoadicción o Nomofobia

La tecnoadicción o nomofobia es un término, que procede del anglicismo “no mobile phone phobia”, que hace principal referencia a la ansiedad que padecen los usuarios de teléfonos móviles cuando se quedan prácticamente sin acceso a este dispositivo o sin conexión a internet o sin cobertura.

Nerviosismo, ansiedad, irritabilidad, hasta incluso, la crisis de pánico es el síndrome más común que padecen los nomofóbicos. De todas formas los psicólogos y psiquiatras no lo piensan como un trastorno mental ni tampoco como una enfermedad, señalan que la dependencia de la sociedad con los teléfonos inteligentes va completamente en alza y que esto puede llegar tener efectos nocivos.

Además de la nomofobia hay otros problemas psicológicos sumamente vinculados a esta dependencia, como “phubbing”, la utilización enfermiza del smartphone; “whatsapitis”, el uso invariable de la aplicación Whatsapp; y la fomo, que proviene de la expresión en inglés “Fear of Messing out”, que significa “miedo a estar desconectado”.

Las nuevas tecnologías crean conductas de dependencia, en la actualidad los teléfonos inteligentes forman parte de la vida habitual. Una muestra muy clara de esto por ejemplo es que la gente joven termina con sus relaciones de pareja mediante whatsapp.

Preocupación principal por adicción al celular

El uso excesivo de este tipo de dispositivos lleva al aislamiento social. Por este motivo atiende cada vez a más padres inquietados porque sus hijos ya no tienen amistades fuera de whatsapp o tal vez del ordenador, y además lamentan que pasen prácticamente todo el fin de semana encerrados, relacionándose por internet o el móvil.

Los adultos también se ven afectados por uso excesivo del celular

Enfermedades-psicológicas-causadas-por-internet-y-smartphones-300x233

La nomofobia no afecta únicamente a niños y adolescentes, sino además a adultos. Cada vez es más habitual asistir a reuniones de familiares o amigos en que frecuentemente la gente se encuentra más centrada en el teléfono que en las personas que están delante de él.

Cuando un individuo encaprichado por obtener respuestas inmediatas en el móvil no obtiene contestación alguna durante un determinado tiempo se siente con la autoestima muy baja y mucho más inseguro y a su vez esto crea pensamientos distorsionados del tipo así como que la persona no contesta ya que está enfadada conmigo o que le ha pasado algo malo.

Celulares tecnología extendida y utilizada: Forma de dependencia

Al igual que la computadora y la Internet, los teléfonos celulares también son una tecnología extendida y utilizada, e incluso un medio de comunicación puede convertirse en una forma de dependencia.
Con el aumento de los accesorios y servicios de comunicación ofrecidos con el teléfono móvil, y en particular con el desarrollo de características y rendimiento cada vez más potentes, es decir, la transición del teléfono celular del viejo concepto al llamado “teléfono inteligente”, de hecho es testigo de una un aumento casi epidémico en la adicción al teléfono.
El desarrollo cada vez más rápido y abrumador de la telefonía móvil ha dado lugar a numerosas transformaciones psicosociales, precisamente a través de la introducción de la escritura, la portabilidad, la accesibilidad, velocidades que el teléfono fijo no tenía antes.Por lo tanto, con la multiplicación de funciones del teléfono móvil como sms, mms, video llamadas, administración de correo electrónico y navegación de alta velocidad, las características psicosociales del móvil también se han convertido en una herramienta de comunicación que a menudo reemplaza situaciones y relaciones reales.
El móvil también hizo que el impacto espacio-temporal, emocional y relacional fuera virtualmente nulo; por lo que ha cancelado la experimentación y la gestión de muchas emociones y relaciones básicas, creando, en algunos casos, la dependencia de tales características psicosociales dinámicas.

Hiper uso del celular: riesgos

Como resultado de la evolución del mundo móvil actual, además de la función de comunicación genérica y tradicional, el teléfono móvil representa un instrumento que posee importantes funciones psicológicas relacionadas con el individuo y las esferas relacionales, que son, sin embargo, completamente virtuales.
Por lo tanto, los riesgos son que el teléfono móvil se convierta en un medio habitual para manejar todas las relaciones de una manera surrealista, y que su hiper uso para la gestión de las relaciones y las emociones y los estados de soledad se transforme en una verdadera dependencia.
Otros posibles riesgos derivados del uso excesivo del teléfono móvil son aumentar los niveles de estrés y ansiedad de una manera patológica. Esto también se debe, en particular, al hecho de que siempre se puede acceder y controlar y que pueden alcanzar y controlar a otras personas en cualquier lugar y momento.
Estos riesgos derivados del abuso de los teléfonos móviles son mayores en los jóvenes, ya que los años de crecimiento y madurez representan el momento de aprendizaje y experiencia de la dinámica social y personal.

Adicción al celular

Se puede hablar de adicción cuando la mayor parte del tiempo y energía vengoe energías se gastan con el teléfono, así creando así impedimentos fuertes y disfuncionales en las principales áreas fundamentales y existenciales, tales como las relaciones personales, la escuela, la familia, emocionales, etcétera
El tráfico telefónico diario se vuelve tan exorbitante y frecuente en todo y en todos, y la persona se lleva la mayor parte de su vida, o en todo caso, espacios y tiempos excesivos, en actividades relacionadas con el uso del teléfono.
La dinámica de la adicción a las células puedan desarrollar y afianzar tanto mirar siquiera a la adicción a sustancias, con síntomas de “antojo” o pensamientos repetitivos y el comportamiento dirigido hacia la búsqueda frenética de uso de teléfonos móviles; de “tolerancia” o “adicción”, es decir, la intensa necesidad de aumentar la dosis cuantitativa o espaciotemporal para obtener los mismos efectos experimentados anteriormente; y finalmente de “abstinencia” caracterizada por dependencia psicofísica.
Otros comportamientos que pueden hacer sospechar de la adicción al teléfono móvil tienen una actitud de intenso apego al teléfono, se niega a desprenderse incluso por un corto tiempo, y su uso como el único medio de conocimiento y el intercambio interpersonal.

Trastornos por uso excesivo del celular

El uso excesivo de los teléfonos móviles ha traído a estos problemas y trastornos mentales, afectivas, emocionales, relacionales, etc., al igual que en los últimos años han generado problemas más peculiares y síndromes mentales de la naturaleza, a veces en algunos individuos de pesada y grave , como el Síndrome de Desconexión, el Síndrome de Blackberry, la Dependencia de la Red Social y el Síndrome de Vibración o Timbre Phantom.
Al igual que otras adicciones, los teléfonos móviles tienden a manifestarse en personas con baja autoestima, dificultades sociales, ansiedad generalizada, sensibilidad excesiva, pensamientos obsesivos y conductas compulsivas.

Consecuencias de la adicción al celular

Las consecuencias de la adicción a los celulares son muchas y van desde las físicas a las psicológicas.

Entre las causas físicas podemos nombrar el desarrollo de xifosis ( jorobas) por la posición de la espalda encorvada y la mirada fiija en la pantalla, retracciones en los ligamentos de lso dedos, tensiones en músculos y nervios como por ejemplo el síndrome del túnel carpiano, el Síndrome de Quervain, epicondilitis, calmbres y otras afecciones tanto de tendones , músuclos o huesos. También puede provocar miopía.

Con respecto a los psicológico los efectos pueden ser desde ansiedad, dependencia, insatisfacción, depresión, sueño interrumpido, tendencia a decir mentiras sobre el uso del celular, distraídos,incomunicación social directa porque se prefieren las redes sociales o WhatsApp, etc.

Qué hacer si nos damos cuenta que somos adictos al celular?

Es bastante común ver personas que están contínuamente pendientes del celular. Una leve señal del móvil hace que lña pesona verifique que recibió en el móvil, una dependencia que no tiene límites y que puede tener visis de adicción, reduciendo las energías para tras actividades y produciendo decenas de efectos negativos.

Ante todo tratar de medir el uso del artefacto. Evitar utilizarlo antes de dormir. Dejar el cargador en el domicilio para evitar recargarlo. Realizar actividades divertidas que entretengan asi de esa manera se utiliza el celular. En caso de no poder controlar la adicción aconsejamos recurrir a un especialista porque puede haber causas de orden personal y profunda que hace que seamos adictos al celular.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here