Descubrieron que células grasas protegen al organismo de bacterias

Las células de grasa que se localizan por debajo de la piel, llamadas adipositos, producen unas proteínas que resguardan a los seres humanos de bacterias y además de agentes patógenos, así lo afirma un estudio llevado a cabo.

Bacterias-400x300

Richard Gallo, doctor que lideró el estudio científico, manifestó que hasta el momento no se sabía el papel que estas ciertas células de grasa cumplían en cuanto a la protección del organismo.

¿Qué son los adipositos?

166951-620-282

Esta investigación se centraliza principalmente en los llamados adipositos, que son unas células de grasa cutánea, encargadas básicamente de originar péptidos antimicrobianos que ayudan al cuerpo a batallar contra las bacterias invasoras y a su vez demás agentes patógenos.

Por el momento se creía que, una vez que la barrera de la piel se desgarraba, la responsabilidad de preservarnos de las infecciones recaía únicamente en los glóbulos blancos, como los neutrófilos y también los macrófagos, añadió el doctor Gallo. Pero sin embargo, se requiere de un determinado tiempo para que estas células amparen la zona de la herida, así mientras se preparan para actuar las células de la grasa cutánea ocupan un papel preservador.

Defensa del organismo

timthumb

Cuando se ocasiona una infección los neutrófilos y monocitos, que son dos tipos de glóbulos blancos, se encargan principalmente de devorar a los agentes patógenos que tratan de embestir al organismo. Eso sí antes de los neutrófilos y monocitos, otros glóbulos blancos van hacia la zona herida y suministran al cuerpo una respuesta contigua con el objetivo de contrarrestar la capacidad de varios microbios de incrementar ágilmente su número.

Ese es el trabajo lo efectúan regularmente las células epiteliales, leucocitos y mastocitos que se encuentran en el área de la infección. De todas formas según expone este estudio, en este puzzle para lograr defender el organismo, las células de grasa se sitúan en primera línea de batalla ante las infecciones.

Al mismo tiempo el afirma que un exceso de células de grasa puede llegar a conducir al desarrollo de enfermedades autoinmunes o además inflamatorias, como lelo son el caso lupus, psoriasis o rosácea, y también enfermedades crónicas que afligen a la piel, entre demás órganos. Para el doctor Gallo, este estudio realizado abre nuevas y espectaculares opciones y aguarda que el develamiento permita despejar nuevas vías de investigación y a su vez buscar una aplicación práctica a las averiguaciones.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here