¿Los petisos viven más?

La longevidad y la baja estatura poseen una conexión totalmente directa, por lo menos entre los hombres japoneses, según una investigación principalmente basada en el Programa de Corazón de Kuakini Honolulu y el Estudio de Envejecimiento en Asia.

personas-altas

Los varones más petisos son más vulnerables a contar con más protección del gen de la longevidad –FOXO3–, quien produce una tendencia para lograr desarrollar un cuerpo más reducido en la época de crecimiento. Los más bajitos además poseen niveles más bajos de insulina y menos propensión a padecer cáncer.

Bradley Willcox, uno de los investigadores envueltos y Profesor de la Escuela de Medicina Geriátrica John A. Burns de la Universidad of Hawai, dividieron a las personas que participaron en la investigación en dos grupos diferentes, a los que medían menos de 1,60 m y por otro lado a los que medían aún más. Notaron que los más bajos vivían más años y los más altos, más que nada si superaban el 1,80 m, eran mucho menos longevos.

Según Wilcox, “el estudio muestra por primera vez que el tamaño corporal está relacionado con el gen FOXO3. Ya lo habíamos constatado con animales –ratones, mosacas…– en estudios de envejecimiento, pero no en humanos”. El estudio Kuakini comenzó en 1965 con 8.006 hombres norteamericanos todos de origen japonés nacidos entre 1900 y 1919 y habitantes de Hawai a los que inspeccionaron sus estilos de vida y entornos de salud a lo largo de los años.

Esta es la única investigación que contiene datos epidemiológicos y clínicos a lo largo de casi 50 años. “Una de las razones por las que Honolulu, capital de Hawai, era perfecta para este estudio, es que este es el estado norteamericano con más índice de longevidad“, cuenta Willcox. Los 1.200 hombres que habían intervenido en la investigación vivieron más de 90 años, y quedan vivos unos 250.

Hasta pronto!!!!!

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here