Primer transfusión de sangre en Argentina: 9 de noviembre de 1914

En la jornada del 9 de noviembre se cumplirán 100 años del histórico hito en el que Luis Agote, médico argentino, realizaba la primera transfusión de sangre en el Instituto Modelo del Hospital Rawson de Buenos Aires, descubrimiento científico que significó a lo largo del siglo la salvación de millones de vidas en todo el mundo.

transfusion_de_sangre_2

Luis Agote, además de un éxitoso médico fué investigador y político, brillante exponente de la generación de la decada del ’90. Nació un 22 de septiembre del año 1868 en la ciudad de Buenos Aires, y allá por el año 1893 obtuvo su diploma de Doctor en Medicina en la Universidad de Buenos Aires. Años más tarde, participó de la vida política en Argentina, siendo diputado en dos oportunidades (1910 y 1916).

La tecnica que desarrolló Agote, llamada transfusión de sangre anticoagulada con citrato de sodio, arrojó resultados tan positivos que, según los mismos dichos del propio médico, “se tuvo, desde ese instante, la firme convicción de que el problema estaba resuelto”. El tratamiento se aplicó por primera vez a una madre que sufría una hemorragia posparto, siendo el portero del Instituto Modelo quien resulto ser el donante, llamado Raúl Mosquera.

400px-Agote_1a_transfusión

Allá por el año 1914, cuando tuvo lugar este hito en materia de salubridad, se iniciaba la Primera Guerra Mundial, lo que significó que Agote pidiera a las autoridades que transmitieran esta experiencia en los países beligerantes.

Los beneficios de la transfusión sanguínea son variados. No sólo permitió salvar millones de vidas, sino que además generó nuevos descubrimientos para la evolución de la medicina en todo el mundo, convirtiendose en un pilar fundamental para el desarrollo de cirugías,trasplantes y tratamientos oncológicos.

En Argentina, cada 9 de noviembre se conmemora el “Día Nacional del Donante de Sangre”, como una especie de homenaje al médico Luis Agote. El Ministerio de Salud de la Nación aprovecha para realizar una serie de actividades relacionadas con esta temática.

Juan Manzur, Ministro de Salud de la Nación, celebra dicho descubrimiento con las siguientes palabras: “Descubrimientos como el alcanzado por Agote hablan de la calidad de nuestros científicos, y no por casualidad Argentina cuenta con tres premios Nobel en ciencia, una distinción que ningún otro país de la región pudo alcanzar”. Además, añade que “hoy Argentina se ha convertido en un enorme laboratorio para que se multipliquen desarrollos de esta significación mundial”.

dona-sangre

Ésta fué una tecnica que los científicos pretendieron llevar a cabo desde mucho antes del siglo XX, sin embargo, siempre tropezaron con diversas dificultades que llevaban a la muerte de los pacientes, por lo que era imposible aplicarla de forma general. Como consecuencia de ello, y motivados por las hemorragias que sufría un niño hemofílico que pertenecía a su familia, Luis Agote dedicó especial atención al tema, ya que le era imposible practicar los métodos de transfusión existentes en la época.

El primer objetivo fué evitar la coagulación de la sangre fuera del organismo. La solución la encontró en el citrato neutro de sodio, ya que tenía conocimiento que impedía la coagulación de las proteínas del huevo. Luego, guardó 100 mililitros de sangre líquida durante un lapso de 15 días. Sin embargo, todavía debía comprobar que la sustancia agregada no afectara al receptor o a las propiedades de la sangre. Para ello, se inyectó dosis crecientes de citrato neutro de sodio en su propio cuerpo, con lo cual pudo comprobar su inocuidad.

Quedarían de ese modo establecidas las bases para que se realizara la primera técnica de transfusión de sangre en Argentina, que como decíamos al principio, tuvo lugar exitosamente un 9 de noviembre del año 1914.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here