¿En qué consiste la Biomecánica?

La biomecánica se considera como un conjunto de conocimientos obtenidos a mediante el estudio de los sistemas biológicos, centrado en nuestro caso en el cuerpo humano, como un sistema de naturaleza físico- química, se encuentra sometido a la gravedad.

Desde un punto de vista simplista a la biomecánica le interesa el movimiento del cuerpo humano y las cargas mecánicas y energías que se producen durante  ese movimiento.

La biomecánica deportiva, como disciplina docente, estudia todos los movimientos del hombre en el proceso de ejercicios físicos.

Además estudia las acciones motoras del deportista como sistemas de movimientos activos recíprocamente relacionados. En ese análisis se investigan las causas mecánicas y biológicas de los movimientos y las particularidades de las acciones motoras que dependen de ellas en las diversas condiciones.

Las aplicaciones de la biomecánica van, desde el diseño de cinturones de seguridad para automóviles hasta el diseño y utilización de máquinas de circulación extracorpórea, que son las utilizadas durante la cirugía cardíaca para sustituir las funciones cardíacas y pulmonares.

Un desarrollo muy importante fue el pulmón de acero, primer dispositivo de respiración artificial que salvó la vida a algunos enfermos de poliomielitis. La biomecánica interviene en el desarrollo de implantes y órganos artificiales, se han desarrollado prótesis mioeléctricas para extremidades de enfermos amputados. Están movidas por pequeños motores eléctricos estimulados por sistemas electrónicos que recogen cada una de las señales musculares.

Uno de los avances más importantes de la medicina de las últimas décadas son las prótesis articulares, que permiten sustituir articulaciones destruidas por distintas enfermedades reumáticas mejorando, de forma radical, la calidad de vida de los pacientes que las padecen; han obtenido gran éxito clínico las de cadera y rodilla, y en una menor proporción las de hombro.

El desarrollo de implantes artificiales para tratar fracturas ha revolucionado el mundo de la traumatología ya que su enorme variedad incluye tornillos, agujas, placas atornilladas, clavos intramedulares y sistemas de fijación externa; todos estos requieren un estudio biomecánico pormenorizado previo a su ensayo y aplicación clínica. También se están desarrollando corazones artificiales; desde 1982 muchos pacientes han sido tratados estos dispositivos obteniendo grandes éxitos.

Hasta luego!!!!

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here