¿La obesidad y el cáncer asociados? Relación obesidad-cáncer

Relación de la obesidad y el cáncer:

La obesidad está relacionada con riesgos mayores de los cánceres de esófago, de seno, luego de la menopausia, de endometrio, de colon y de recto, de riñón, de páncreas, de tiroides, de vesícula biliar y viablemente de otros tipos de cáncer.

gr_79215_4749069_815678Se han propuesto muchos mecanismos posibles para manifestar la asociación entre la obesidad y un mayor riesgo de algunos cánceres:

  • El tejido adiposo origina cantidades en exceso de estrógeno, y concentraciones altas de esta hormona se han asociado con el riesgo de cánceres de seno, de endometrio y de otros.
  •  La gente obesa posee con periodicidad concentraciones mayores de insulina y el factor de crecimiento como la insulina-1 en su sangre, lo cual consigue fomentar la formación de algunos tumores.
  •  Las células grasas originan hormonas, llamadas adipocinas, las cuales logran estimular o inhibir el crecimiento celular.
  •  Las células adiposas consiguen tener asimismo efectos directos e indirectos en otros reguladores del crecimiento de tumores, incluso la proteína cinasa activada por el blanco mamífero de la rapamicina y por el monofosfato de adenosina.
  •  La gente obesa posee con periodicidad inflamación crónica en un grado bajo, lo cual está asociado a un mayor riesgo de cáncer.

Obesidad y cáncer de mama:

obesidadrecomendaciones-prevencion-cancer-lplcc-23-728

La relación entre la obesidad y el cáncer de seno puede verse afectada por la etapa de la vida de la mujer cuando aumenta de peso y se hace obesa. Además puede variar según la raza y el grupo étnico.

Hay poca evidencia de que el riesgo asociado con el sobrepeso y la obesidad pueda ser menor entre las mujeres afroamericanas y las hispanas que entre las mujeres blancas.
El sobrepeso y la obesidad se han asociado regularmente con el cáncer de endometrio, el cual es un cáncer del revestimiento del útero. Las mujeres obesas y las que tienen exceso de peso tienen de dos a cuatro veces más riesgo de padecer esta enfermedad que las mujeres de un peso normal, sin importar el estado de menopausia.

obesidad

Muchos estudios han encontrado también que el riesgo de cáncer de endometrio aumenta con un aumento de peso en la edad adulta, especialmente entre mujeres que nunca han usado la terapia hormonal para la menopausia.

Aunque aún no se ha determinado por qué la obesidad es un factor de riesgo de cáncer de endometrio, ciertas pruebas apuntan al papel de la diabetes, posiblemente en combinación con un grado bajo de actividad física. Las concentraciones elevadas de estrógeno producidas por el tejido adiposo (graso) tienen probablemente un papel también.

Obesidad y cáncer colorrectal:

Entre los hombres, un índice de masa corporal más elevado está vigorosamente asociado con un riesgo mayor de cáncer colorrectal.

La distribución de grasa en el cuerpo parece ser un factor trascendental, y la obesidad abdominal, la cual se puede medir por la circunferencia de la cintura, indica la asociación más fuerte con el riesgo de cáncer de colon.

También se puede ver la asociación en las mujeres del índice de masa corporal y la circunferencia de la cintura con el riesgo de cáncer de colon, pero es más débil. El empleo de la terapia hormonal para la menopausia puede modificar la asociación en mujeres posmenopáusicas.

obesidada21fig01

Obesidad y cáncer de riñón:

La obesidad se relaciona regularmente con el cáncer de células renales, el cual es la forma más común de cáncer de riñón, tanto en hombres como en mujeres. Los mecanismos por los que la obesidad puede crecer el riesgo de cáncer de células renales no se conciben bien. La tensión arterial alta es un factor de riesgo conocido de cáncer de células renales, pero la relación entre la obesidad y el cáncer de riñón es independiente de una situación de tensión arterial.

Obesidad y cáncer de esófago:

La gente con sobrepeso y la gente obesa poseen el doble de probabilidad de sufrir un tipo de cáncer de esófago que se llama adenocarcinoma de esófago que la gente de peso saludable. La mayoría de los estudios han indicado que no hay un riesgo mayor o, más aún, que hay un riesgo menor para el otro tipo principal de cáncer de esófago, el cáncer de células escamosas.

Obesidad y cancer de páncreas:

Varios estudios han indicado que hay un riesgo tenuemente mayor de cáncer de páncreas en individuos con sobrepeso u obesos. La circunferencia de la cintura puede ser un factor fundamentalmente significativo en la asociación de sobrepeso y obesidad con el cáncer de páncreas.

Obesidad y cáncer de tiroides:

Se ha indicado que un peso en aumento está asociado con un riesgo mayor de cáncer de tiroides.

Obesidad y cáncer de la vesícula biliar:

El peligro de cáncer de vesícula biliar acrecienta con un índice de masa corporal en aumento. Este aumento puede corresponderse a la alta frecuencia de cálculos de vesícula, un factor fuerte de riesgo de cáncer de vesícula biliar, en individuos obesos.

Obesidad y otros cánceres:

Se ha estudiado ampliamente la relación entre la obesidad y el cáncer de próstata. Los resultados de los estudios por separado no insinúan que haya una firme asociación entre la obesidad y el cáncer de próstata. No obstante, cuando se juntan los datos de varios estudios, los análisis manifiestan que la obesidad puede estar asociada con un aumento muy ligero del riesgo de cáncer de próstata.

Consejo:

obesidad-y-complicaciones-11-638

Teniendo en cuenta lo escrito en este post sobre la relación del cáncer con la obesidad podemos dar un solo consejo: Hay que controlar el peso! Aconsejamos una dieta equilibrada y mucha actividad física para lograrlo.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here