Potencial del ajo para combatir el cáncer

El ajo es uno de los vegetales que la medicina ha utilizado muy a menudo, ya que su uso tiene diversos empleos, poseyendo beneficios y propiedades que lo convierten en un elemento multifacético. En líneas generales, es recomendable para ayudar a combatir la gripe, para erradicar hongos de los pies y también para los parásitos intestinales. En base a ello, la ciencia lo ha estudiado exhaustivamente, y se ha llegado a comprobar que cuenta con propiedades anticancerígenas notables, ayudando a combatir y prevenir, sobre todo, este tipo de enfermedades.

33

¿Qué es el ajo?

El ajo es una planta herbácea de hojas largas con forma de espada, flores pequeñas y blancas. Encierra unas semillas negras que representan el bulbo, de olor y sabor intenso, está cubierto por una envoltura parecida a un papel muy fino y consta de varias piezas fáciles de separar llamadas dientes. Es un alimento que destaca por su contenido calórico, ya que tiene más de 100 calorias por cada 100 gramos. Su contenido nutricionale es, sobre todo, a base de hidratos de carbono, aunque también tiene algo de proteínas (5 gramos/100 gramos).

Su importancia nutricional reside en los micronutrientes, aportando minerales como el sodio, potasio, fósforo y magensio, todos ellos cruciales en la dieta de un deportista. También cuenta con vitaminas del grupo B, pero son los compuestos aromáticos azufrados los que proporcionan las propiedades más notables del ajo, compuestos como la aliína o la alicina.

Beneficios y propiedades del ajo

ajo-1

El ajo es un alimento muy efectivo a la hora de prevenir todo tipo de enfermedades y afecciones cardiovasculares, ayudando a prevenir y reducir el endurecimiento de las arterias que dificulta la circulación, así como también colabora a reducir la presión arterial, ya que estimula la producción de ácido sulfhídrico, que relaja los vasos sanguíneos y mejora el flujo de la sangre en el organismo.

El ajo también es excelente para una buena digestión, ya que ayuda a procesar nuestros alimentos. Aunque no se recomienda su consumo en aquellas personas que padecen de acidez o males gástricos fuertes.

También colabora en la eliminación de los desechos del organismo, eliminando bacterias dañinas del organismo y ayudando a prevenir imflamaciones estomacales e intestinales.

También posee grandes propiedades duiréticas, facilitando la eliminación de líquidos y toxinas.

Propiedades anticancerígenas del ajo

ajo

Muchos estudios sugieren que hay una relación entre el consumo regular de ajo y la reducción en el riesgo de adquirir distintos tipos de cáncer, debido a sus propiedades antibacteriales y al bloqueo de la formación de sustancias cancerígenas. El ajo parece tener resultados especialmente buenos en la prevención de los distintos tipos de cáncer que afectan al tracto gastrointestinal; esto podría deberse a su contenido de azufre, el cual tendría efectos positivos en la lucha contra esta enfermedad.

El primer estudio que reflejó las propiedades anticancerígenas del ajo fué llevado a cabo en el año 1990 por el US National Cancer Institute. A partir de él se pudo llegar a la conclusión que el potencial del ajo para la prevención de distintos tipos de cáncer radica en la alicina, un compuesto sulfuroso que es el encargado de activar la protección celular y otros elementos que ayudarían a prevenir los tumores, colaborando asímismo con la no propagación de células cancerosas.

Pero no sólo la alicina está presente en el ajo, sino que también cuenta con otros tipos de componentes que poseen propiedades anticancerígenas, aunque todos son derivados sulfurosos.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.