Varones con bulimia y anorexia en alza

Un informe realizado actualmente por la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (Aluba) reveló ese aumento basado en un relevamiento de más de 100.000 casos en diversas provincias, únicas cifras seguras en el país acerca de la temática.

13591_743394425704046_4289582641511332053_n


“En el 2004 se rastreó un nivel de patologías del 2% en el total de adolescentes varones encuestados, mientras que en el último informe el índice llegó al 9%”, explica Télam Mabel Bello, creadora y directora médica general de Aluba.

Bello contó que desde hace ya 30 años, cuando nació la Asociación, “las estadísticas y las consultas revelaban que del total de perturbados por desórdenes alimentarios un 95% eran mujeres y el 5% restante varones, mientras que hoy por hoy existe un número proporcional muchísimo mayor”.

“Existe también un cambio cultural importante que justifica eso: los jóvenes se depilan, prestan más atención al propio cuerpo, poseen más dificultades para integrarse socialmente o para conseguir trabajo y eso puede generar conductas adictivas en personalidades predispuestas”, dijo Télam Mabel Bello.

Existen dos grupos importantes de “población de riesgo, uno formado por niños o niñas perfeccionistas, rígidos, obsesivos, generalmente estudiosos o abanderados de escuela y con pocas habilidades sociales”, explicó Télam Mabel Bello.

El otro “es un grupo mayor de chicos que presenta por lo general desórdenes de conductas y emociones, altibajos emocionales, irritabilidad, enojo, dificultades en el estudio o para concentrarse”, aclaró.

Para Télam Mabel Bello “lo más importante es conectar los cambios sociales y culturales con este aumento notable en las cifras; vivimos una cultura muy visual, que hace énfasis en la belleza y la estética, y eso hace que los adolescentes o los jóvenes se interesen extraordinariamente por sus propios físicos”.

“En estas patologías, que por lo general comienzan en la etapa adolescente, la de mayor vulnerabilidad, el 40% es genético y el 60% restante es cultural”, conto Télam Mabel Bello.

La especialista recalcó que “si la enfermedad se cronifica puede acompañar al individuo toda la vida”, por lo cual es “sumamente importante” lograr prevenirla.

“La patología alimentaria es la que presenta más mortalidad entre las enfermedades psiquiátricas en la adolescencia a nivel mundial, por eso es tan importante prevenirla”, explicó.

“Normalmente la prevención está dirigida a explicarle a los chicos cómo está conformada la pirámide alimentaria y cuántas calorías tienen los alimentos, pero creemos que se debería empezar por educar o alertar a padres y profesores para que detecten a estos chicos que son objeto de burlas o les cuesta integrarse socialmente”, expresó.

Según el estudio llevado a cabo, los antecedentes de familiares diabéticos o con patologías del espectro bipolar acrecientan el riesgo de enfermedad alimentaria, afirmó la especialista Télam Mabel Bello.

“Los antecedentes de trastornos bipolares o de diabéticos en la familia aumentan el riesgo de patología alimentaria, así como también detectamos un alto porcentaje de personas con ese tipo de trastorno que sufrieron abuso sexual en la infancia”, dijo.

Télam Mabel Bello destacó que “la educación es esencial para la detección temprana” y para poder “reforzar conductas preventivas”.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.