Ácido hialurónico: Beneficios antiage

Flexibilidad, hidratación y firmeza son los tres beneficios que esta sustancia tan en fama le brinda a la piel de manera inmediata. El ácido hialurónico consiste en una molécula denominada polisacárido (azúcar), provocada naturalmente por el organismo, cuya función primordial es la de retener agua y optimizar la hidratación, produciendo la estimulación de la síntesis de colágeno y además la reparación de los tejidos.

22285-chi-11-10-antiage-am-thumb

Por este motivo, cuando con el proceso de envejecimiento esta sustancia comienza a disminuir, se pierde volumen y también contorno, dando lugar a la aparición de arrugas.

Hoy en día, los avances científicos y tecnológicos han logrado desarrollar el ácido hialurónico en los laboratorios. Ya sea tanto para su uso tópico o como para su uso material de relleno a través de métodos intradérmicos. En ese sentido, hay dos tipos diferentes: los reticulados y los no reticulados. Los reticulados generan una molécula tridimensional en forma de malla que le concede mayor densidad y volumen a la piel. Son ideales para arrugas profundas, surcos o zonas donde se solicite lograr mayor volumen como los labios. Este relleno se emplea por vía intradérmica a nivel profundo de la piel. Los no reticulados poseen un gran poder hidratante por su propiedad de absorción del agua. Son utilizados, por ejemplo, en los tratamientos de mesoterapia, ya que la inyección se lleva a cabo a poca profundidad.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.