Ser mamá a los 40: cuales son sus riesgos y beneficios

En esta oportunidad, desde Cuidando la Salud, queremos contarles a todos nuestros lectores, cuales son los riesgos y cuales son los beneficios de ser madre a los 40 años de edad. A continuación les dejamos todos los detalles.

img_resize

En la actualidad, las prioridades de las personas no son las mismas que hace algunas décadas, y sobre todo las de las mujeres. Ser madre jóven puede ser una gran carga cuando no se está preparada, así como también cuando se pretende realizarse en otros ámbitos de la vida, como por ejemplo el profesional. Es por este tipo de cosas que muchas mujeres optan hoy en día por postergar su maternidad, y tener su primer hijo después de los 40 años. Esta situación conlleva pros y contras. A continuación los analizamos.

“La sociedad ha cambiado. Cuando yo empecé mi especialidad, el promedio de mis pacientes era de 25 o 26 años. Hoy tienen entre 37 y 38”, señala un especialista que hemos consultado.

“Creo que en el fondo la mujer trata de tener más comodidades antes de tener un bebé. Sin embargo, esta postergación no aumenta los riesgos o complicaciones de un embarazo. Todas estas mujeres son cuidadas muy prolijamente, es decir que cada tres semanas se las ve, se les hacen ecografías, se ve la evolución del bebé, por lo tanto es raro que se produzca algún problema”, agrega el médico.

embarazo-despues-de-los-40-1-e1417401687695

“Ser madre después de los 40 presenta inconvenientes ya que el factor principal para lograr buenos resultados reproductivos es a partir de la calidad del óvulo, que empieza a caer desde los 35. Ya en los 40 esta caída es abrupta y en los 45, aún con reproducción asistida es difícil. Es decir, que salvo que sea con óvulos donados es prácticamente imposible lograr un embarazo”.

Existen dos grandes tipos de riesgos: los que se relacionan con la edad, y aquellos que se vinculan con la calidad ovocitaria, ya que pueden producirse embriones con anomalías cromosómicas. En este sentido, el especialista nos explica que “estos embriones no se implantan con lo cual las mujeres no se embarazan, o se implantan y se pierden. Es decir que abortan más. También hay riesgo de Síndrome de Down. Y por otro lado están las complicaciones inherentes al embarazo como puede ser mayor incidencia de prematurez, de hipertensión inducida por el embarazo, diabetes gestacional y complicaciones varias”.

Es por eso que se recomienda que las madres no posterguen demasiado su embarazo, y en caso de hacerlo, existen otros métodos alternativos que pueden tener mayor eficacia y menores riesgos: “se pueden criopreservar los óvulos a los 35 años por ejemplo y así elegir de manera libre cuándo quedar embarazada”. Sin embargo, “después de los 43 va a tener que ser con ovodonación sí o sí. Antes, entre los 38 y los 43, puede ser que se pueda lograr con sus óvulos o que necesite ovodonación”.

ser-madre-a-lso-40-aosG

“La ciencia no tiene límites con lo cual el Estado debe estar presente regulando estas cosas a partir de leyes y códigos de ética. Los médicos en tanto, tenemos que ejercer todos nuestros conocimientos y bases de la ética médica para saber cuándo decir que no”, concluye el experto en reproducción.

Las tecnicas de fertilización asistida han aumentado, sobre todo en aquellas mujeres mayores de 40 años de edad. “Esta tendencia va aumentando porque la mujer posterga la maternidad. Lo que ocurre es que a los 35 esa mujer va a tener problemas de fertilidad en un 25 por ciento, a los 41 va a ser de un 50 y a partir de los 43 casi de un 75 por ciento”.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.