Sangre en orina: Cuáles son las posibles causas?

¿Cuáles son las causas de la presencia de sangre en orina?

Sangue-nelle-urine-quali-sono-le-possibili-cause

Descubrir sangre en orina puede ser una fuente de inmediata preocupación para el que tiene este trastorno. ¿Este síntoma puede indicar algo patológico? La presencia de sangre en orina se denomina ematuria y puede ser macrscópica ( o sea que a simple visa se puede ver ya sea en el inodoro o en el papel higiénico) o microsc´ópica, la cual se puede evaluar mediante un análisis de sangre microscópico.

La pérdida de sangre en orina se trata de una campana de alarma que aunque no produzca dolor , hay que prestar atención. No hay que disminuír la importancia del problema, aunque no duela. Enseguida se debe recurriir a un facultativo para que evalúe los diferentes exámenes necesarios  para individualizar las causas de este síntoma.

Y ni que hablar si además la pérdida de sangre va acompañada de otro síntomas como fiebre, dolores localizados, etc.

Desde ya que siempre descartar la posibilidad de color rojizo de la orina por algo que se ingirió, como puede ser las remolachas que dan a la orina un color rojizo particular o algunos fármacos.

Tener en cuenta que la presencia de sangre en orina es siempre preocupante y hay que consultar.

Las causas de sangre en orina:

Siempre que aparezca sangre en orina ( después de descartar que sea de orígen alimentario o por ciertos fármacos) hay que pensar que se pueda deber a alguna patología, puede ser una infección de la vía urinaria ( que es una causa muy común) , una cistitis, presencia de cálculos renales.

La fiebre generalmente se asocia a un proceso infeccioso, mientras que los dolores en la zona lumbar se asocia más a cálculos.

Hasta una gengivitis puede provocar que haya rastros de sangre en orina. Ciertas enfermedades de los riñones, lesiones del tracto urinario por traumas, la hipertrofia prostática benigna, algunas enfermedades relacionadas con la coagulación de la sangre, algunas enfermedades crónicas como la hipertensión, la diabetes, la anemia falciforme, algunas infecciones virales, el uso de determinados fármacos y también de un tumor especialmente los alojados en los riñones.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.