Terapia con Flores de Bach

Las flores de Bach son sustancias extraídas del rocío de las flores, en su mayoría silvestres cuyas propiedades terapéuticas fueron descubiertas, entre los años 1928 y 1936, por Edward Bach, médico bacteriólogo y homeópata inglés.

flores de bach

Estos preparados florales se emplean para el tratamiento de los desórdenes afectivos (temor, incertidumbre, odio, resentimiento, falta de interés en general, desesperación, entre otros) y problemas emocional los cuales pueden crear fisuras en los pilares de la personalidad que pueden desgastar y enfermar físicamente al organismo.

Mediante estos remedios las personas pueden enfrentarse con un ánimo positivo, a cualquier situación que se presente y conseguir mejorar su calidad de vida. Cuenta con la ventaja de no tener contraindicaciones y no crear dependencia ni provocar efectos secundarios. Inclusive son compatibles con cualquier tipo de tratamiento de medicina tradicional o alopática.

Estos remedios son aplicados con éxito no sólo a seres humanos sino también a animales como perros, gatos, pájaros y que han sufrido diferentes problemas (atropellados, que han sido sometidos a maltrato entre otros) y hasta plantas de cultivo o de interior (que no dan frutos, con parásitos o a punto de morir).

La terapia natural de Bach fue reconocida, a finales de la década de los años 70, por la Organización Mundial de la Salud.

¿Cómo funcionan las esencias florales?

La terapia floral es un sistema de curación en el cual se busca primeramente determinar la existencia de un desequilibrio psicoafectivo que cause algún padecimiento físico. Por ello, se explora el mundo emocional del sujeto y, con base a ello, se selecciona la esencia que más ayude a desarrollar las virtudes opuestas a los males que la persona tiene restableciendo la armonía psíquica y contribuyendo a sanar el cuerpo.

Es importante señalar que cada esencia floral tiene una cualidad terapéutica específica que corresponde con determinados rasgos de personalidad, actitudes y emociones del ser humano.

Estos remedios no operan por medio de la acción bioquímica, como en el caso de la medicina tradicional, sino que son vibracionales. En otras palabras, son patrones de energía vital que, al entrar en contacto con cualquier ser viviente, penetran por sus meridianos energéticos y transforman la falta de armonía en un flujo firme y parejo de energía.

Es una terapia muy recomendada.

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.