Aguantar la orina es malo ¿Porqué?

Seguramente en más de una oportunidad, has aguantado las ganas de orinar, ya sea por estar fuera de casa y no tener un baño cerca o por estar ejecutando una actividad que no puedes o quieres suspender en ese preciso momento.

2506PRINCIPAL

Este hecho que en principio logramos pensar que resulta totalmente inofensivo, puede acarrear ciertos problemas de salud ya que el organismo se ve tullido de eliminar los deshechos tóxicos que le sobran.

  •  Al miccionar se desechan los residuos que el cuerpo tiene la necesidad de eliminar y se origina una expulsión de las bacterias que se alojan en la uretra, evitando que estas expandan hacia otras zonas más profundas del tracto urinario. Es por ello que el hecho de orinar con poca frecuencia y retener la micción aumenta las posibilidades de que esto ocurra y se deriven algunos de los problemas de salud que te indicamos a continuación.
  •  Una de las secuelas de aguantarse la orina es la probabilidad de que se origine una infección en el interior de la vejiga debido a una acumulación excesiva de bacterias en las vías urinarias. Esto incita una inflamación de la vejiga que conlleva en el paciente síntomas como dolor en el vientre, ardor y desazón al orinar o necesidad frecuente de miccionar.
  •  Otro de los obstáculos de retardar la micción es que lo que se conoce como reflujo vesico-uretral, una afección que tiene lugar cuando la orina retorna a la uretra y los riñones, o la infección renal llamada pielonefritis. Esta última se origina cuando las bacterias responsables de una infección en el tracto urinario se multiplican y se esparcen hasta los riñones, revelándose mediante síntomas como dolor abdominal, molestias en la ingle, fiebre, necesidad continua de orinar, ardor y dolor al miccionar e incluso presencia de sangre en la orina.
  • Aguantar las ganas de orinar puede poner en peligro la salud y asimismo los riñones. Se incrementa el riesgo de padecer de cálculos renales, más conocidos como piedras en los riñones. Se trata de cristales sólidos que se constituyen en estos órganos y que suponen graves dolencias en un costado de la espalda o en la zona abdominal, así como orinar con sangre, fiebre, vómitos y náuseas.
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.