¿Cómo se mide el coeficiente intelectual?

En esta oportunidad, desde Cuidando la Salud, queremos hablarles a todos nuestros lectores, acerca de una polémica que se ha dado en el campo de las investigaciones científicas, y que tiene que ver con la forma en la que se puede medir el coeficiente intelectual.

inteligencia-emocional

El coeficiente intelectual y su forma de medirlo ha sido un tema muy caliente en el ambito de los científicos, ya que estos se preguntan si solamente exite una forma para medirlo.

Según un estudio científico llevado a cabo por la Universidad de Rochester y que fué recientemente publicado en la revista Current Biology, el C.I. alto está ligado a la velocidad de procesamiento, es decir, a la rapidez y la precisión con que una persona puede entender la información que recibe, que puede provenir de diferentes estimulos sensoriales, como por ejemplo sonidos, imágenes y sensaciones físicas.

“La velocidad de procesamiento sin duda facilita a un mayor coeficiente, porque te permite resolver los procesos de manera más rápida y efectiva. Pero no sólo se puede justificar a través de la velocidad. No hay una única capacidad C.I“, explica uno de los autores del estudio.

cociente_intelectual

Es por ello que los investigadores se preguntan si falta algún elemento en esta ecuación, y para ello deben remontarse a la historia del coeficiente intelectual. En este sentido, agregan que “el CI viene de una época en la que se planteaba el nivel de resolución de los individuos y había tests con partes verbales y no verbales para determinarlo. Así se hablaba de C.I verbal y C.I ejecutivo. Hoy está bastante en discusión porque individuos con altos niveles en estos tests a veces puestos en resolución en sociedad son igual, menos o más pero no obligadamente tienen la mayor capacidad de resolución que el resto”.

El estudio determinó que las personas con un coeficiente más alto fueron mejores para procesar movimientos pequeños y peores para procesar movimientos grandes. Sin embargo, los especialistas afirman que “es necesario suprimir otras informaciones para que uno pueda procesar determinada información en forma más efectiva. Por ejemplo, si yo necesito acceder a una parte de mi cerebro que tiene información visual, para procesar la que me interesa, tengo que activarla e inhibir el resto. Y también considero que sólo con la velocidad no se puede justificar. Se necesita velocidad y concentración sobre esa información para que no se diluya”.

0012450166

“Borges y Einstein tenían altísimos niveles intelectuales pero la forma en que la desarrollaron y su tipo no es el mismo. Para los dos es clave el nivel de procesamiento pero no es lo único. Sino Einstein podría haber sido Borges y al revés, y eso es imposible”.

Otro estudio que realizaron investigadores de la Universidad de Harvard, afirma que existe algo más que sólo la velocidad de procesamiento. “Estamos acostumbrados a pensar que el poder mental (velocidad de procesamiento) nativo es el estándar de oro para el éxito de muchos campos, pero pocos de nosotros cultivamos el nuestro hasta que somos un poco mayor, con frecuencia nuestra inteligencia emocional se modifica a partir de los 20 años. Un cerebro rápido sin el condimento emocional de edad pierde mucha potencia; qué afortunados somos que estas fuerzas no alcanzan su punto máximo al mismo tiempo”.

611x458

En este sentido, la investigación giro en torno a la edad y a la rápidez de procesamiento. “Somos más capaces de recordar cosas que vemos cuando estamos cerca de los 25 años, pero nuestra capacidad de recordar números no llega a su esplendor por otros 10 años más. La memoria a corto plazo en general no toma su forma completa hasta que nos acercamos a la mediana edad (por lo general alrededor de 35)”.

 

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.