Principios básicos de pilates

Los movimientos del método Pilates están basados en 6 principios básicos:

content_cartel (1)

  •  Concentración: Para obtener un aprovechamiento completo del trabajo, los ejercicios se realizan con una concentración focalizada. Es la mente la que guía el cuerpo. Los ejercicios no se realizan al azar ni mecánicamente. Centramos la mente en el cuerpo en acción. Traemos los 5 aspectos de la mente al trabajo: la inteligencia, la intuición, la imaginación, la voluntad y la memoria.
  • Centralización: Joseph Pilates desarrollo su sistema en torno a la idea del “centro de energía” o “mansión del poder” donde se condensa toda la energía necesaria para realizar los ejercicios del método, desde allí fluye hacia las extremidades coordinando los movimientos a la par que fortaleciendo y protegiendo la columna. Por ello, los ejercicios de Pilates se inician en los músculos que constituyen la “mansión del poder”, abdominales, glúteos y músculos de la base de la espalda. Delimitado por ejes imaginarios y líneas de fuerza: Un eje central y vertical, Axial y dos ejes perpendiculares, de hombro a hombro y de cadera a cadera. Esto crea el marco o caja y centra el cuerpo en todas las direcciones
  •  Control: Cuando aplicamos las pautas anteriores, centralización y concentración completa, entonces se controlan los movimientos realizados. No permitimos que el hábito, a menudo inercia o mal hábito, ni la gravedad tomen el control. Joseph Pilates llamó a su método el Arte del Control. De este  modo no habrá ejecuciones  con movimientos  bruscos e inadecuados con el fin de prevenir y  de evitar lesiones.
  • Precisión: Los objetivos fueron diseñados originalmente teniendo en mente un objetivo preciso para poder alcanzar un completo beneficio en todos y en cada uno de ellos. Se debe prestar la mayor  atención al detalle. Todos los ejercicios tienen una estructura clara, una forma precisa y una dinámica óptima. Trabajamos privilegiando la calidad y precisión, antes que la velocidad y la cantidad.
  • Fluidez: El trabajo completo, es una sucesión de ejercicios fluidos hechos con una dinámica vigorosa. Hay un mínimo de movimiento, especialmente en las transiciones, para obtener una máxima fluidez de movimiento.
  • Respiración: Todos los ejercicios se hacen al ritmo de la respiración, y de los latidos del corazón. Al inhalar el aire, el tórax se expande y cede, al exhalar, el tórax se vacía, se centra el torso y se contraen los músculos de la respiración y abdominales como queriendo crear vacío dentro de los pulmones y del abdomen, creando estabilización.Si piensa en su respiración, constatará como esta simple atención influye inconscientemente en su ritmo. Fenómeno voluntario e involuntario a la vez, es una complejidad de mecanismo nervioso, fisiológico, mecánico y también psicológico. Así, una “desafinación respiratoria” puede ser responsable de otras 10 funciones como dolores o malas coordinaciones.El hombre puede efectuar un control mental que permita modificar su parámetros (ritmo, amplitud,) desarrollando técnicas tales como  pilates, yoga, canto, etc. Es así que dentro de un entrenamiento de Pilates, la respiración es un principio clave. Es parte integral de cada ejercicio, siendo siempre coordinada con el movimiento. En este método se utiliza para facilitar la estabilización y movilización de la columna vertebral y las extremidades, otros dos conceptos fundamentales. Influye directamente en la postura de la caja toráxico la cual, si es mala, está considerada como una  causa común de patología de la columna cervical y lumbar.Es importante empezar relajado antes de cada ejercicio y la respiración te ayuda a conseguirlo haciéndote consciente de tus tensiones, ayudando a relajar la musculatura, aumentando la eficacia de asimilación del oxígeno y de la capacidad respiratoria. Una de las finalidades principales de Pilates al desarrollar su método es lograr limpiar el torrente sanguíneo a través de la oxigenación y aumentar la eficacia de la asimilación de oxígeno y de la capacidad respiratoria. Para ello es absolutamente necesario respirar correctamente y llevar un ritmo de inspiraciones y espiraciones adecuado mediante la ejecución de los ejercicios ya que así se conseguirá expulsar el aire viciado del organismo y reabastecerlo de aire fresco logrando así revitalizar todo el sistema. Además, una buena respiración ayuda a controlar los movimientos y facilita la estabilización de la columna.

Hasta luego!!!

Compartir
Artículo anteriorPostura o Actitud
Artículo siguienteQué es la Migraña?
Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.