¿Qué son las Fracturas óseas?

Las fracturas son lesiones bastante comunes, pueden clasificarse como abiertas o cerra­das.

Una fractura cerrada consiste en un desplazamiento leve o nulo de los huesos y, por lo tanto, una rotura de tejidos leve o nula.

Una fractura abierta implica el suficiente desplazamiento de los extremos fracturados  para que el hueso llegue a romper las capas cutáneas atravesando la piel.

Ambos tipos de fracturas pueden ser  graves si no reciben el tratamiento correcto, pero en una fractura abierta existe una mayor probabilidad de infección. Las fracturas también pue­den clasificarse como completas, en las que el hueso se separa al menos en dos fragmentos, o incompletas, cuando la fractura no se extiende por completo a mediante el hueso.

Curación del hueso fracturado

La curación del tejido óseo lesionado es parecida la de la curación del tejido blando, por lo tanto todas las fases del proceso de curación pueden ser identificadas, aunque las capacida­des de regeneración ósea están en cierta medida bastante limita­das. Los elementos funcionales de la cura­ción difieren en cierta medida de los del tejido blan­do.

La fuerza de tensión de la cicatriz es el factor principal en la curación del tejido blando, el hueso tiene que hacer frente a diferentes fuerzas adicio­nales, incluyendo torsión, inclinación y compresión. El traumatismo óseo abarca desde contusiones del pe­riostio, pasando por fracturas cerradas sin desplazamiento, hasta fracturas abiertas gravemente desplazadas que pueden llegar a conllevar unos daños muy considerables del tejido blando.

Una vez retirado el yeso, el hueso debe estar sujeto a tensiones y estiramientos normales para que pueda recuperar la fuerza de tensión antes de que haya terminado el proceso de curación.

El tiempo estimado para la recuperación del hueso es variable y está basado en factores diferentes, como la gravedad de la fractura, su localización, la extensión del traumatismo y la edad del paciente. Los períodos normales de inmovilización fluctúan entre las 3 sema­nas para los huesos pequeños de las manos y las 8 semanas para los huesos largos de las extremidades superiores e inferiores.

Hasta pronto!!!

Loading Facebook Comments ...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.